Traducción de los documentos legales:
La Agencia de traducciones «IDS» realiza también la traducción de documentos jurídicos. Es uno de los tipos más complicados de traducción, que requiere del traductor dominar el léxico jurídico específico. Para traducir los escritos legales, el traductor debe tener formación jurídica o conocimientos profundos de temas legales, porque asume toda la responsabilidad de la calidad y el contenido de su traducción, ya que las traducciones jurídicas se legalizan posteriormente por el notario.
Entre nuestros Clientes hay abogados, notarios, empresas jurídicas, consultas jurídicas, etc. Muchas veces se requiere la traducción e interpretación jurídica durante la vista de las causas en el Juzgado, en el proceso de la resolución de los conflictos económicos y legales. La traducción legal hace falta para formalizar los patentes, acreditación, legalización notarial, formalización de visados y licencias, preparación de la documentación para la transporte internacional, etc. Se hacen traducciones de tales documentos, como actas constitutivas y de registro, licencias, permisos, certificados, documentación bancaria, fiscal, financiera, planes de negocio, contratos y acuerdos, etc.
La documentación legal y los documentos personales suelen legalizarse por el Notario. Se legaliza la firma del traductor a base de los datos de su diploma de enseñanza superior en la esfera de la filología o lingüística del idioma respectivo. También se puede legalizar la autenticidad de la copia al documento original.
La legalización jurídica puede ser necesaria también en el caso de la necesidad de presentar los documentos en el territorio de otro país. Para tales documentos hace falta legalizarlos en el consulado del país correspondiente y apostillarlos.

Tel: (812) 44-88-394